¿QUÉ ES EL ISLAM?

Islam es una palabra árabe que significa paz, aceptación y sumisión. El Islam implica la aceptación y el sometimiento completo a la voluntad de Dios.
No es una religión nueva, sino que es en esencia el mismo mensaje que Dios reveló a todos sus mensajeros:

Dice Dios en el Corán:
Digan: “Creemos en Dios, en lo que nos ha descendido, en lo que se hizo descender a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob y a las Tribus, en lo que le fue dado a Moises y a Jesús y en lo que le fue dado a los profetas procedente de su Señor. No hacemos distinciones entre ninguno de ellos* y estamos sometidos a Él.
*[En cuanto a creer en unos sí y en otros no]

Muchos profetas fueron enviados a los descendientes de Abraham, tales como sus dos hijos Isaac e Ismael, junto a Jacob, José, David, Salomón, Moisés, y por supuesto, Jesús, para mencionar sólo a algunos – la Paz y las bendiciones de Dios sean con todos ellos -. Algunos profetas fueron enviados al pueblo de Israel (los judíos) cuando se alejaban de la religión de Dios, y era su obligación seguir al mensajero que había sido enviado y seguir sus órdenes. Todos los mensajeros llegaron con el mismo mensaje, rechazar la adoración de cualquier ser excepto Dios y obedecer Sus órdenes. Algunos no creyeron en los profetas, mientras que otros sí lo hicieron. Los que creyeron fueron seguidores del Islam, o musulmanes.

El último de estos mensajeros fue Muhammad – la paz y las bendiciones de Dios sean con él, descendiente de Ismael, hijo de Abraham – la paz sea con él – que fue enviado como mensajero luego de Jesús. Muhámmad -la paz sea con él – predicó el mismo mensaje del Islam como los anteriores profetas y mensajeros – adorar solamente a Dios y obedecer Sus órdenes – lo que muchos de los seguidores de los anteriores profetas no hicieron.

Por lo tanto, como vemos, el profeta Muhámmad – la paz sea con él – no fundó una nueva religión como mucha gente piensa equivocadamente, sino que fue enviado como el Último Profeta del Islam. Al revelar Su último mensaje a Muhámmad en su forma eterna y universal para toda la humanidad, Dios finalmente cumplió con lo prometido a Abraham.

Así como aquellos que pertenecieron a épocas pasadas debian seguir el mensaje del último de los profetas que les fue enviado, la humanidad entera debera seguir el mensaje de Muhámmad.

¿QUIÉN FUE MUHAMMAD (la paz sea con él)?

Muhammad nació en la Meca, aproximadamente en el año 570 de la E.C. Su padre murio antes de su nacimiento y su madre poco después de que naciera, Muhammad, fue criado por su tío quien pertenecía a una respetada tribu de Quraish. Fue analfabeto, no podía leer ni escribir, y así permaneció hasta el día de su muerte. Al crecer, se hizo conocido entre su gente por ser veraz, confiable, generoso y sincero. Era tan veraz que lo llamaban “el confiable”. Muhammad era muy religioso y siempre detestó la decadencia y la idolatría de su sociedad.

A la edad de 40, Muhammad recibió su primera revelación a través del Angel Gabriel. Las revelaciones continuaron durante veintitrés años y son colectivamente conocidas como el Corán.

Tan pronto como empezó a recitar el Corán y a predicar la verdad que Dios le había revelado, él y su pequeño grupo de seguidores sufrieron la persecución de los incrédulos. Esa persecución se hizo tan feroz que en el año 622, Dios les dio la orden de emigrar. Esa emigración de La Meca a la ciudad de Medinah, a unos 400 Km. al norte, marca el comienzo del calendario musulmán.

Después de varios años, Muhammad y sus seguidores volvieron a Meca (triunfantes), donde perdonaron a sus enemigos y perseguidores. Antes de que Muhammad muriera a la edad de 63 años, la mayor parte de la península arábiga se había convertido al Islam y en el transcurso de un siglo después de su muerte, el Islam se había esparcido hacia España en el Occidente y tan lejos como China en el Este. Entre las razones de la rápida y pacífica expansión del Islam, estaba la verdad y claridad de sus doctrinas. El Islam llama a la fe en un solo Dios, que es Él único que merece la adoración.

El Profeta Muhammad fue el ejemplo perfecto de un ser humano honesto, justo misericordioso, compasivo, veraz, confiable y valiente. Estaba muy lejos de cualquier característica maligna. Más aun, era en todas sus acciones y tratos muy consciente y temeroso de Dios.

¿CÓMO CONVERTIRSE AL ISLAM?

Hacerte musulmán o musulmana es un proceso sencillo y fácil. Todo lo que debes hacer es decir una frase denominada “Testimonio de Fe” (Shahada). La Shahada se pronuncia así:

“Ash hadú an la ilaha il-la Al-lah, wa ash hadú anna Muhammad rasulul-lah”.

Estas palabras en árabe significan: “Atestiguo que No existe divinidad verdadera sino solo Dios y atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Dios”. Una vez pronuncias el Testimonio de fe con convicción y entendiendo su significado, te conviertes en musulmán(a).

La primera parte, “No existe divinidad verdadera sino solo Al-lah”, significa que nadie tiene derecho a ser adorado sino solo Dios, y que Dios no tiene socios ni hijos. La segunda parte significa que Muhammad fue un verdadero Profeta enviado por Dios a la humanidad.

Para ser musulmán(a) también debes:
– Creer en Dios y no adorar a nada ni a nadie sino solo a Él.
– Creer en Sus ángeles.
– Creer en los Libros revelados por Dios. Y Creer que el Sagrado Corán es la palabra literal de Dios, revelada por Él.
– Creer en los profetas que Él envió.
– Creer que el Día del Juicio (Día de la Resurrección) es verdadero y vendrá, como Dios prometió en el Corán.
– Creer en el destino.

Free WordPress Themes, Free Android Games